Home > REGENERACIÓN DE TEJIDOS DAÑADOS

REGENERACIÓN DE TEJIDOS DAÑADOS

Actualmente ya disponemos de terapias regenerativas que están dando muy buenos resultados, ya demostrados, sin apenas efectos secundarios y que, en muchos casos, nos evita o retrasa una intervención quirúrgica, para beneficio de nuestros pacientes.

Para las lesiones del cartílago de las articulaciones y la conocida artrosis, ya sea por causas traumáticas o degenerativas, es decir, como consecuencia de un traumatismo sobre la articulación o un desgaste progresivo, se han diseñado muy recientemente unas terapias no invasivas que estamos perfeccionando muy rápidamente y que como poco mejoran sustancialmente los síntomas de los pacientes, sin llegar a tener que recurrir en muchos casos a la cirugía y, en otros, a retrasarla mucho, con lo que los resultados y supervivencia de las prótesis, por ejemplo, son mayores.

Para ello, el Dr. de las Heras Romero emplea diferentes compuestos de última generación, lo más novedoso del mercado.

Uno de ellos es el Colágeno. Se trata de suplemento natural que se administra directamente en la articulación dañada mediante una infiltración que puede ser de grandísima ayuda en el tratamiento y prevención de la artrosis. Consiste en una proteína que se ha utilizado ampliamente en Medicina Estética para el tratamiento de las arrugas y deterioro de la piel en general, sin ningún efecto secundario, y que recientemente se ha visto que también ejerce un papel importante en la reparación de los defectos en las articulaciones, huesos, tendones y músculos. Es un componente fundamental de los tejidos, por lo que se asimila sin ningún problema ejerciendo un efecto de hidratación y elasticidad en los mismos.

Otra sustancia importante es el llamado Ácido Hialurónico. Se trata de una molécula de nuevo integrante de los tejidos, en especial las articulaciones y que se ha visto se va perdiendo con la edad y el desgaste de las mismas. Es por lo que se ha diseñado la infiltración en las diferentes articulaciones del organismo. Es un producto de textura muy viscosa, formada por moléculas de gran tamaño, que ejercen un efecto de reparación, lubricante y amortiguador, por ejemplo al andar y hacer ejercicio.

Para ampliar más la información sobre este compuesto puede leer el artículo que publicado en el blog, donde se explica su utilidad y eficacia: ÁCIDO HIALURÓNICO Y ARTROSIS

Pero existen otros tratamientos más novedosos aún, que en este caso no son fórmulas de laboratorio, sino que se extraen del propio organismo.

Uno de ellos es el empleo de los Factores de Crecimiento, también llamados Plasma rico en Plaquetas. Mediante una simple extracción sanguínea, que se puede realizar en la misma consulta, la sangre obtenida se procesa mediante centrifugación y suplementación con diferentes compuestos, con lo que se aíslan y activan únicamente unas moléculas de forman parte de las plaquetas de la sangre que son las responsables de la reparación de los tejidos, pudiéndose emplear no solo en las articulaciones sino también en los huesos, tendones y músculos dañados.

Por último mención a lo que se denomina Células Madre. También lo empleo para la curación de estas dolencias y tienen el potencial de generar cartílago nuevo ya que éstas células, que se extraen mediante punción en el hueso, son las precursoras de las diferentes células que van a formar parte de los diferentes tejidos, por lo que cuando se inyectan en los tejidos dañados pueden terminar de diferenciarse y generar nuevo tejido que repara el dañado. Se está utilizando en múltiples patologías, no sólo en Traumatología, con resultados esperanzadores.